La Autoridad Palestina ha denunciado que el Ejército de Israel ha asesinado a tiros a tres palestinos en el Hospital Ibn Sina de la ciudad de Yenín, en Cisjordania. Para ello, los soldados se infiltraron disfrazados de personal sanitario. Israel, por su parte, asegura que la operación se produjo para evitar otro atentado como el del 7 de octubre.

El Ministerio de Salud afiliado a la Autoridad Palestina publicó una declaración en su página oficial de Facebook, diciendo que “esta mañana, tres jóvenes han caído mártires por los disparos de las fuerzas de ocupación, que irrumpieron en el Hospital Ibn Sina de Yenín y les dispararon dentro de sus unidades”.

Mai al Kaila, ministra de Salud, ha pedido a la ONU y a varias organizaciones de derechos humanos que pongan fin “urgentemente” a los “crímenes diarios” que Israel comete tanto en Cisjordania como en Gaza. Al Kaila también condenó lo ocurrido como una “nueva masacre dentro de un hospital”, añadiendo que se suma a una serie de “decenas de crímenes” contra infraestructuras sanitarias y personal de salud en los territorios palestinos. Recordó que el Derecho Internacional protege las instalaciones civiles, incluyendo los hospitales.

Un video difundido por el Ministerio de Salud palestino, grabado por una cámara de seguridad, muestra a agentes israelíes entrando armados en los corredores del hospital, vestidos como médicos, enfermeras y civiles, con el propósito de localizar y matar a los tres palestinos.

En respuesta, el Ejército de Israel ha alegado que los tres fallecidos eran parte de una célula que estaba planeando “actividades terroristas” y que se había refugiado en el Hospital Ibn Sina.

Deja un comentario

Comments

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *