Entrega Rosy Urbina las llaves de la ciudad al alcalde de Santa Ana, El Salvador.

Tapachula, Chiapas.- En el marco de la declaración de Ciudades Hermanas entre Tapachula, Chiapas y Santa Ana, El Salvador, la presidenta municipal Rosa Irene Urbina Castañeda hizo entrega de las Llaves de la Ciudad a su homólogo, Gustavo Acevedo Berganza.

Con ello se fortalece la unión entre ambos municipios, lo que permitirá fomentar el intercambio cultural, educativo, comercial y de amistad, además de atender los desafíos comunes, como lo representa el fenómeno migratorio.

Durante una ceremonia en el Museo de Tapachula y con la presencia de representantes de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), organismos consulares y servidores públicos de los tres niveles de gobierno, Acevedo Berganza también fue declarado Huésped de Honor.

“Sin duda, hoy es un día de mucha trascendencia para Santa Ana, El Salvador y para Tapachula, ciudades que reconocen sus coincidencias culturales, históricas, y especialmente, los desafíos compartidos y que, sabemos, podremos abordar unidos, en solidaridad, ayudándonos como hermanos”, sostuvo la alcaldesa Urbina Castañeda.

Estableció que Tapachula vive una etapa de transformación que se consolida con el impulso de los gobiernos federal y del estado que trabajan por cerrar las brechas e impulsar el crecimiento y la igualdad, fortaleciendo la infraestructura, la inclusión social y el progreso de nuestra Perla del Soconusco.

Por su parte, el alcalde de Santa Ana, Gustavo Acevedo Berganza señaló que “hoy se unen la segunda ciudad más importante de El Salvador con la segunda más importante de Chiapas y la principal de la frontera sur mexicana. Nos unen la hermandad y la necesidad de transformar nuestras realidades”.

Agradeció el recibimiento a la comisión del país centroamericano que participa en esta visita de hermanamiento, quienes antes realizaron una visita a Puerto Chiapas y recorrieron los espacios del Centro de Desarrollo Comunitario (Cedeco) Estación Ferroviaria, en donde conocieron los proyectos culturales y talleres que ahí se imparten y que se podrán impulsar en esa nación.

Insistió en que juntos Tapachula, Chiapas y Santa Ana, El Salvador, podrán desarrollar planes y programas a partir de ahora, trabajando articuladamente con la OIM buscando alternativas a la migración y a otros problemas comunes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.