Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; 30 de enero de 2024.- Gracias a las acciones de prevención y control que se han realizado en los últimos cinco años, la prevalencia de las enfermedades tropicales catalogadas como desatendidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) han disminuido en la entidad y aquéllas que se encuentran en proceso de vigilancia epidemiológica tras la declaratoria de su eliminación, han logrado mantener dicho estatus, destacó el secretario de Salud de Chiapas, doctor Pepe Cruz.

En el marco del Día Mundial de las Enfermedades Tropicales Desatendidas, que se conmemora el 30 de enero, el funcionario estatal recordó que en 2015, debido a que Chiapas logró eliminar la transmisión de la oncocercosis, enfermedad parasitaria transmitida por la picadura de moscas, la OPS/OMS declaró a México como país libre del padecimiento. Se mantiene la vigilancia epidemiológica post-eliminación y a la fecha no se han vuelto a registrar casos.

Agregó que en este mismo estatus se encuentra el tracoma, principal causa de ceguera infecciosa en el mundo, que desde hace siete años la OPS/OMS declaró su eliminación como problema de salud pública en el país. Las acciones de vigilancia epidemiológica que se han efectuado permiten mantener los indicadores que pide el organismo internacional para conservar la certificación, por lo que este año se seguirán llevando a cabo jornadas quirúrgicas para corregir complicaciones como la inversión del párpado hacia adentro.

Para el caso de leishmaniasis, enfermedad parasitaria transmitida por una papalotilla, el doctor Pepe Cruz indicó que en 2023 se registraron 45 casos en los municipios de Tuxtla Gutiérrez, Chiapa de Corzo y Pichucalco, principalmente, y para fortalecer la capacidad de respuesta ante esta enfermedad se fortalecen las actividades de diagnóstico, tratamiento y vigilancia.

Con relación a chagas, enfermedad causada por un parásito que se transmite a los humanos por estar presente en heces de insectos, mencionó que el año pasado se cerró con 44 casos y se trabaja fuertemente en la Estrategia Nacional para la Interrupción de la Transmisión Vectorial Intradomiciliaria, por lo cual en 2024 se intervendrá en más de 125 localidades distribuidas en los 10 distritos de salud, con acciones de búsqueda intencionada del vector y de casos, educación para la salud con entornos saludables y mejoramiento de la vivienda, entre otras.

Derivado de que Chiapas mantiene una adecuada cobertura de vacunación en perros y gatos, señaló que no se registran casos de rabia canina desde 2018 y de rabia humana desde 2004. De hecho, en 2019 la OMS validó a México como libre de rabia humana transmitida por perros, siendo el primer país en el mundo en recibir dicha certificación.

Respecto a dengue y paludismo, enfermedades transmitidas por vector más comunes en la geografía chiapaneca, el titular de la Secretaría de Salud estatal recalcó que en la actual administración se reportó la incidencia más baja en la historia de ambos padecimientos. En 2023, resaltó, se redujo el riesgo de presencia del vector de paludismo en 2 mil 773 localidades con antecedentes; y a finales de 2020 la Unidad de Investigación Entomológica y Bioensayos de Chiapas logró la certificación como la primera unidad en su tipo dedicada al estudio del comportamiento vectorial para la definición de estrategias.

Finalmente, en torno a la lepra, refirió que cada año se detectan en promedio tres casos en el estado y todos tienen asegurado el tratamiento de manera gratuita; actualmente 12 pacientes están en este proceso clínico. Las brigadas de salud mantienen la búsqueda de casos en localidades endémicas y la meta es lograr la curación de los pacientes y vencer el estigma hacia la persona enferma.

Deja un comentario

Comments

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *