103 personas han fallecido y unas 141 resultaron heridas, según señalan los medios estatales de Irán, en
dos explosiones ocurridas en Kerman, en el sureste del país, durante la conmemoración del cuarto aniversario de la muerte del general Qassem Soleimani.

Al momento de las explosiones, miles de personas estaban congregadas en el cementerio de Kerman, situada a unos 820 kilómetros al sureste de Teherán, para rendir homenaje al general Qassem Soleimani (ex jefe de la fuerza Quds de Irán), quién fuera asesinado hace cuatro años en un ataque con drones estadounidenses en Irak.

Si bien algunos reportes hablaban de cuatro explosiones diferentes, IrnaNews, la agencia de noticias estatal iraní, señala que la primera explosión ocurrió a 700 metros del lugar de enterramiento de Suleimani, y la segunda fue a un kilómetro de distancia con alrededor de diez minutos de diferencia.

Rahman Jalali, vicegobernador de la provincia de Kerman, declaró en la televisión que las bombas fueron «un atentado terrorista» mientras que la agencia Tasnim, semioficial y vinculada con la Guardia Revolucionaria, menciona que el atentado se produjo por medio de dos bombas activadas por control remoto. Hasta el momento, nadie se ha atribuido hasta ahora la autoría del atentado.

Deja un comentario

Comments

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *