“Chiapas está listo para encaminarse a una nueva era, es el momento de colocar a la tierra del jaguar maya en el lugar que le corresponde, que es la senda de la justicia, de la equidad, del desarrollo compartido, de asumir en unidad y en paz nuestras identidades” expuso Eduardo Ramírez Aguilar, al solicitar licencia al Senado para participar por la gubernatura de su estado.

Acompañado por su esposa, Sofía Espinoza Abarca, el senador con licencia concluyó su última intervención en la Cámara Alta y señaló que en muchas ocasiones le tocó defender una postura parcial en los debates, lo hizo siempre con respeto, con argumentos y contraargumentos, sabiendo que lo más importante es la figura del pueblo de México.

“Hace casi seis años el pueblo de Chiapas me confió su representación en la casa del federalismo y hoy, si esta soberanía así me lo concede, habré de cerrar este ciclo como senador de la República para ir a Chiapas a encabezar un proyecto republicano de unidad que permita acceder a una vida de bienestar”, señaló.

El precandidato único a la gubernatura por la coalición Sigamos haciendo historia en Chiapas, recordó que en su paso por el Senado de la República, fue presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, presidente de la Mesa Directiva, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y su grupo parlamentario lo nombró por unanimidad y unidad, su coordinador de bancada, en ausencia del doctor Ricardo Monreal.

“Llevo en mi memoria y en mi corazón cada uno y cada una de las batallas que dimos aquí y, déjenme agradecerles a los coordinadores de los grupos parlamentarios, a cada uno, al PRI, al PAN, al PRD, a Movimiento Ciudadano, al Partido Encuentro Social, al Partido del Trabajo, al Partido Verde Ecologista, al Grupo Plural independiente y a mi partido, a mi bancada Morena, hicimos un trabajo que queda como testimonio”, agregó.

En su discurso, Eduardo Ramírez destacó que ser senador de la República ha sido uno de los más grandes honores en su vida; compartir con su grupo parlamentario de Morena las batallas de la Cuarta Transformación le dejaron grandes enseñanzas, más valores, más principios, pero, sobre todo, su grupo parlamentario le enseñó el valor de la lealtad al proyecto de nación.

Senadoras y senadores de todos los partidos reconocieron su labor legislativa, como el senador Ricardo Monreal, quien dijo que Eduardo Ramírez es hombre leal a la amistad, a su origen, a su gente, a su familia, “Eduardo es un hombre de la República, con pensamiento claro y generoso, progresista y liberal, cuidadoso, disciplinado, pero vehemente en la defensa de sus valores y principios y vehemente defensor de la cultura indígena. Como chiapaneco debe sentirse satisfecho con el deber cumplido en este órgano deliberativo”.

Deja un comentario

Comments

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *