Al menos 11 personas murieron y 24 resultaron heridas después de que un hombre armado abriera fuego en una universidad local de Praga.

A los estudiantes y al personal de la Facultad de Filosofía de la Universidad Charles se les pidió que se atrincheraran en el interior y se vio a algunos en el borde del techo escondiéndose del pistolero.

Los agentes han confirmado que el pistolero ha sido «eliminado», pero el número total de muertes sigue sin estar claro.

Deja un comentario

Comments

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *