La Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), reportó este año un nuevo récord de 140.000 solicitudes de asilo en México, cifra que supera los 119, 273 del año anterior.

La ciudad de Tapachula, concentra más del 70 % de peticiones de asilo de todo el país, seguido de Ciudad de México con 30.872.

En las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), ubicada en la parte exterior del parque “Ecológico”, cientos de migrantes se concentran para poder iniciar sus trámites de solicitudes de asilo, pero ahora se han ordenado por días y cada nacionalidad.

En este contexto, también hay quienes tienen meses esperando sus resultados de sus citas y procesos, ante las oficinas de Comar, que en ocasiones les duran hasta medio año para poder culminar este trámite.

Uno de los casos, que está pendiente es del migrante hondureño, Rafael López, quien tiene pendiente su resolución positiva, ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

Este migrante, narró que primero acudió a la oficina de la Comar en el parque ecológico, posteriormente a la oficina número dos y a la tercera oficina, donde hizo una entrevista grabada y espera que le otorguen un documento, para poder hacer otra cita ahora en el Instituto Nacional de Migración (INM), para obtener su visa permanente para establecerse en México.

 

“Ya llevo cinco meses, pues para mí, no ha sido muy fácil, pero tampoco difícil, porque la cosa es tener paciencia para esperar, aquí la verdad, he trabajo de albañilería, abarroterías”.

Y continuó: “Incluso cuando no he tenido oportunidad, pero le piden papeles a uno, no hay papeles y se le complica un poco y albañilería por día, porque como no hay papeles se le complica un poco y no se puedo uno ubicar uno en un trabajo fijo”.

Este migrante, se ha quedado en Tapachula, junto a su familia para esperar sus documentos y poder ubicarse en algún lugar del país para poder trabajar.

Otro de los casos que está pendiente su petición de asilo, es de Juan Mazariegos, migrante hondureño, quien tiene su trámite en esta institución busca pedir asilo en el país, porque salió de su país huyendo de la extorsión y de la inseguridad en su país.

“He venido como a tres citas, pero no he podido entrar, esperemos que hoy pueda, porque estoy cerca de llegar, porque hay mucho flujo de migrantes y eso ocasiona que tal vez trabajan despacio y no se que pasa ahí, ahora estoy cerca y ya voy a entrar”.

Este centroamericano, quien portaba una chamarra por el frío de la madrugada, pidió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que ayude a los migrantes que están en el país, para poder superar el miedo, porque todos están saliendo de la crisis y la inseguridad.

El migrante hondureño, Gerson Alvarenga, quien viaja con dos niñas y un menor, señaló que según la cantidad de personas que hay avanza el trámite, porque los funcionarios tienen que hacer su trabajo, por lo que hay que esperar.

Deja un comentario

Comments

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *