Se prevén lluvias intensas con descargas eléctricas en Chiapas, Chihuahua, Durango, Oaxaca, Sinaloa y Sonora

Durante lo que resta del día, el monzón mexicano continuará sobre el noroeste de México y, en interacción con un centro de baja presión sobre Chihuahua, ocasiona lluvias intensas (de 75 a 150 milímetros [mm]) en Chihuahua, Durango, Sinaloa y Sonora, lluvias muy fuertes (de 50 a 75 mm) en zonas Baja California Sur, fuertes (de 25 a 50 mm) en localidades de Baja California y Zacatecas, e intervalos de chubascos (de 5 a 25 mm) en Coahuila.

Mientras tanto, la Onda Tropical Número 22, sobre el centro y sur del país y que se desplazará gradualmente sobre el occidente del territorio nacional, en combinación con un canal de baja presión extendido en el occidente y centro del país, así como la entrada de humedad del Océano Pacífico e inestabilidad en niveles altos de la atmósfera, generan lluvias muy fuertes en regiones de Guerrero, fuertes en sitios de Aguascalientes, Ciudad de México, Colima, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit y Puebla, e intervalos de chubascos en Hidalgo, Querétaro y Tlaxcala.

Un canal de baja presión en el suroeste del Golfo de México, en interacción con la Onda Tropical Número 23, que se desplazará sobre la Península de Yucatán, ocasiona lluvias intensas en zonas de Chiapas y Oaxaca, muy fuertes en Campeche y Quintana Roo, y fuertes en Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Asimismo, la entrada de humedad del Golfo de México propicia intervalos de chubascos en el noreste de la República Mexicana.

Las lluvias serán con descargas eléctricas y condiciones para la caída de granizo. Debido a la saturación de los suelos, también podrían provocar deslaves, desbordamiento de ríos y arroyos e inundaciones en zonas bajas, por lo que se recomienda a la población seguir las indicaciones de Protección Civil de cada entidad.

Esta tarde, se formó una zona de baja presión frente a las costas de Belice. A las 19:00 horas, tiempo del centro de México, mantiene 10 por ciento de probabilidad de desarrollo ciclónico en el pronóstico a 48 horas, se localiza a 220 kilómetros (km) al sureste de Chetumal, Quintana Roo, y se desplaza lentamente hacia el noroeste. Debido a su aproximación a territorio mexicano, el sistema reforzará el potencial de lluvias en la Península de Yucatán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.