Pide Conanp atender recomendaciones y respetar el entorno natural del cocodrilo

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos naturales (Semarnat), a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), hace un llamado preventivo para respetar el entorno natural de los cocodrilos y observar las recomendaciones respecto a la interacción en vida silvestre con cocodrilos o caimanes al interior o en zonas aledañas a las Áreas Naturales Protegidas (ANP).

Chiapas alberga las tres especies de cocodrilos que existen en México. El cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii), el cocodrilo de río (Crocodylus acutus) y el caimán (Caiman crocodilus).

Tanto para ambientes costeros, en esteros de la Reserva de la Biosfera La Encrucijada o el Santuario Playa Puerto Arista, como en la Reserva de la Biosfera de Montes Azules, en la Selva Lacandona y en el Cañón del Sumidero, el respeto a las actividades del cocodrilo en su entorno natural resulta importante y vital para salvaguardar a las personas.

El cocodrilo más grande es el de río, alcanza hasta seis metros, el cocodrilo de pantano puede medir 3.5 metros y el caimán 2.5 metros. Estas especies pueden llegar a vivir hasta 80 años.

En este contexto, es importante sensibilizar a la población para lograr una convivencia armónica con la naturaleza y prevenir las interacciones fatales con la fauna silvestre. Algunos especialistas señalan cuatro factores básicos que motivan estos sucesos: los cocodrilos atacan por comida, defienden su territorio, así como sus nidos y crías; además, confunden a las personas y animales domésticos con sus presas.

De acuerdo con lo anterior, la Conanp emite las siguientes recomendaciones para prevenir incidentes con cocodrilos:

• Evitar dar de comer a los cocodrilos en vida silvestre. Es una de las principales causas de incidentes con cocodrilos.
• Evitar dejar nadar a perros o mascotas en sitios con presencia de cocodrilos.
• Evitar nadar o bañarse donde hay cocodrilos.
• Evitar limpiar y lavar pescado donde hay cocodrilos.
• Evitar meter las manos en cuevas donde hay acamayas, langostinos, jaibas, entre otros.
• Evitar pescar con arpón donde hay cocodrilos, no molestarlos y mantener la distancia.
• Evitar capturar crías, acercarse a los nidos o zonas de anidación de cocodrilos.
• Obedecer los señalamientos de alerta por presencia de cocodrilos.
• No haga suposiciones basadas en los nombres comunes: «agua salada» y «agua dulce”. Los cocodrilos pueden estar presentes en ambos ambientes.
• Son más activos de noche, pero también pueden cazar de día.
• Prefieren presas más pequeñas.
• Los más grandes se concentrarán en los perros.
• Evite dormir en botes de pesca y después de pescar.
• Esté atento a los cocodrilos.
• Sólo nade en áreas designadas.
• Observe las señales de advertencia.
• La falta de señales de advertencia no indica una natación segura.
• Evite caminar al borde del agua.
• Evite inclinarse sobre el agua (botes, bancos o árboles colgantes).
• Evite acampar donde hay presencia de cocodrilos.
• Póngase en contacto con las autoridades locales para obtener información.

La Conanp reitera su compromiso con el cuidado de los ecosistemas y su biodiversidad y con la seguridad de las personas que disfrutan del contacto con la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.