Safina Namukwaya tachó de «milagro» el nacimiento de sus gemelos el
miércoles en un centro médico de la capital, Kampala, donde había recibido
un tratamiento de fertilidad.

El médico que la atendió y le dio seguimiento durante todo el proceso, Edward Tamale Sali dijo a la agencia AFP: «Es un logro extraordinario».

La feliz madre, quien vive en una zona a 120 kilómetros al oeste de Kampala, expresa lo emocionada que esta con tener a sus bebés.

Namukwaya, con su primer marido, tuvo un hijo en 1992 que murió, por lo que no quiso tener más en ese momento; sien embargo, con su nueva pareja han procreado una hija en el 2020 tras intentarlo por varios años de manera infructuosa que le valieron el apodo de «mujer maldita».

Ahora ya con tres hijos no oculta que su pareja se sienta abrumada por la responsabilidad que implicará cuidarlos a esta edad.

Deja un comentario

Comments

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *