Migrantes venezolanos piden asilo en la COMAR para no ser deportados y regular su estancia en Tapachula

TAPACHULA, Chis.,24 de octubre de 2022.- Cientos de migrantes venezolanos que han quedado varados en la frontera sur de México, han acudido a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), para solicitar la petición de refugio para no ser deportados y buscar una legal estancia en México.

Este lunes, también, se han sumado migrantes de la República Dominica, Bangladés, algunos judíos, haitianos y centroamericanos que han saturado esta oficina dependiente de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), quienes saturaron esta oficina donde se tramitan las citas para la petición de asilo en Tapachula.

La principal petición de los migrantes varados en Tapachula, es que las autoridades de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), les puedan agilizar este documento que les permita poder acudir al Instituto Nacional de Migración (INM), para poder obtener su visa por razone humanitarias.

Las personas de origen sudamericano, crearon un desorden en las filas y no se podían organizar, eso provocó que las autoridades mexicanas, dejaran de atender a los migrantes de diferentes nacionalidades, sin embargo, al ver a tantos núcleos familiares dejaron ingresar a personas con niños y se les otorgo una precita para el mes de mayo.

Las autoridades cerraron el portón del acceso principal, donde ingresan los migrantes, debido a la falta de organización, lo que provocó que algunos migrantes protestaran y se colocaran detrás de la malla pidiendo que se les atendiera en sus trámites, ya que habían llegado desde dos días antes a buscar este proceso.

La migrante de Venezuela, María Alejandra Diaz Pineda, estableció que desde hace dos días y medio, tienen fiebre, diarrea y vomito, por lo que piden ayuda para poder avanzando.

“Nosotros estamos solicitando el asilo para podernos establecer aquí el tiempo necesario, nos han dicho que nos van atender para un año, esperemos que así, sea”.

El migrante de Venezuela, Alexander Jesús Alfonso Castillo, quien salió de la oficina de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), enfatizó que el trámite hizo es para poder estar legal y tener la visa, en México, ya que este país los apoya, los acoge y les ayuda como hermanos.

“Nosotros no queremos estar en su país, mi familia está en Estados Unidos, para poder ayudar a mis padres, hermanos y tener una vida mejor”.

Este migrantes hizo, un llamado al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para que los deje ingresar a los Estados Unidos, porque son personas de bien y que tienen la necesidad de ir a trabajar.

Las autoridades empezaron con el registro de cientos de personas, dando prioridad a las personas que viajan con núcleos familiares para evitar que estén formados bajo las inclemencias del tiempo.

Debido al desorden, que se registró este lunes, las autoridades municipales, enviaron a varias unidades de la policía municipal, quienes llegaron a resguardar los accesos principales.

Uno de los funcionarios de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), Andrés Mortero, encargado de asignar las citas en la oficina de Laureles, que salió a tratar de poner orden y organizar a las personas, indicó que a atendido a más de 1.800 personas todos los días y no se había presentado la desorganización.

Algunos migrantes que no alcanzaron ser atendidos, se quedarán a esperar su proceso para este miércoles, debido a que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), atiende los días lunes, miércoles y viernes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *