Migrantes buscan en ríos de Tapachula, el sustento para sus familias.

TAPACHULA, Chis.,26 de enero de 2020.- Migrantes que han ingresado a la ciudad y no encuentran una fuente de empleo para poder subsistir en lo que esperan sus documentos ante las autoridades migratorias, han optado para acudir a los ríos para poder atrapar algún pescado que les permita alimentarse.

Los extranjeros han buscado cualquier forma de sobrevivir, para poder llevarse el alimento a sus familias e incluso las llevan a la pesca.
Uno de los migrantes hondureños, llegó hasta el río Texcuyuapan, ubicado a un costado del cuarto regimiento de caballería motorizada, con un extenso cuerdo y un anzuelo que fue tirado a lo largo de la corriente de este afluente que atraviesa la ciudad para poder atrapar mojarras que serán parte de su alimento.

En este río es uno de los más contaminados de la ciudad y recibe la descarga de drenaje, la cantidad de mojarras es abundante, sin embargo, es difícil atraparlas con un anzuelo.
Los extranjeros, únicamente habían pescado tres mojarras, sin embargo, un pescador mexicano que pasaba tirando la atarraya, se solidarizó con el grupo de migrantes otorgándoles parte de su pesca para que llevaran a su casa.

Con la atarraya, que el ciudadano extendió en dos ocasiones en el río logró sacar cerca de 25 y 30 mojarras, situación que ayudará este día únicamente porque repartieron los peces al grupo de personas.
“Esta es la situación que vivimos todos los migrantes que vienen de Centroamérica tener que buscar la comida, nosotros no teníamos previsto hacer esto, pero gracias al señor que iba pescando mejor, porque hay días que no conseguimos nada, porque en ocasiones no hay ni para pagarse, pasaje o comprarse algo.”

Una de las mujeres hondureñas que también, se sumó a la pesca de mojarras, comentó que la situación en Tapachula, es difícil y complicada, ya que la única forma de poder emplearse son los bares y cantinas. Sin embargo, prefieren charolear y buscar alimento en otros lugares en lo que salen sus documentos y pueden acceder a un empleo.
“Ante la necesidad del hambre íbamos pasando y miramos que habían pescado y nos agrupamos para comprar cuerdas y anzuelo y empezamos a pescar a ver si caía”, señaló la migrante, Dalia Monterrubio.

La extranjera, informó que viven en un cuarto pequeño de ocho personas con condiciones deplorables, por lo que tienen que turnarse para salir a pedir dinero o buscar alimentos, ya que la situación es difícil en su país, tras el paso de los huracanes que devastaron todo en Puerto Cortes.

Narró que su objetivo es llegar a los Estados Unidos, sin embargo, no desestima la idea de poder ir al país de las barras y las estrellas, porque dejo a sus hijos para mejorar su calidad de vida. La migrante hondureña, añadió que es sumamente complicado vivir en Tapachula, “nosotros andamos con un grupo de mujeres con niños de 4, 12 y 10, que requieren alimentos.

Finalmente, dijeron que llegaron desde hace varios días a Tapachula, en busca de poder tramitar sus documentos, pero las autoridades únicamente están tramitando las citas por correo electrónico y eso ha dejado a los extranjeros más tiempo en la ciudad.

Un comentario en «Migrantes buscan en ríos de Tapachula, el sustento para sus familias.»

  1. la situación de los hermanos migrantes es similar en casi todos los casos, podríamos sentarnos y organizar una petición, para que en vez de pescar en esos ríos sucios se genere una fuente de empleo a partir de ahí, es decir planificando una estrategia de limpieza de los principales ríos que atraviesan nuestra Tapachula como lo son el mencionado Tuxcuyuapan y el coatancito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: