Una niña de tan solo tres años de edad sufrió quemaduras en el 37% de su cuerpo luego de caer en una olla de aceite hirviendo.

Los hechos ocurrieron, durante las últimas horas del pasado martes 26 de diciembre.

Médicos de la ciudad de Los Mochis, trabajan arduamente para curar las quemaduras de tercer grado, pero que en la mayoría de estos casos son requeridas las intervenciones quirúrgicas para mejorar la capacidad de moverse y para eliminar y reparar la piel con cicatrices.

La niña será trasladad a un centro médico especializado vía aérea en Sacremento, California, o Galveston, Texas.

Deja un comentario

Comments

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *