Max, el valiente guardián de Copoya, no será sacrificado, defendía su hogar

Tuxtla Gutiérrez 10 de octubre- El pasado viernes ocurrió un ataque de un perro de la raza pitbull en contra de un sujeto que ingresó a un domicilio ubicado en Copoya, en dónde pretendía cometer un robo. El presunto delincuente no contaba con la presencia de Max, un noble can que defendió su hogar y a sus habitantes, que son adultos mayores con discapacidad auditiva y visual.

Después del hecho el sujeto fue atendido por paramédicos y trasladado a un nosocomio para ser atendido por las lesiones graves que sufrió en el brazo izquierdo.

Por esta razón el individuo han amenazado a los dueños de Max, les ha pedido una fuerte cantidad de dinero y también que el noble guardián sea sacrificado.

Ante ello, diferentes grupos de defensoría animal se han movilizado para intervenir en este caso.

Frany Garibaldi directora general de Defensoría Animal MOC consideró sobre este tema que Max no debe ser sacrificado pues estaba protegiendo su hogar de un intruso, de un presunto delincuente.

Max está resguardado en un lugar seguro, «lo estamos protegiendo en un lugar seguro, lo único que max hizo fue proteger su hogar

«Quiero señalar también que el perro habita con personas adultas que tienen discapacidad visual y auditiva, lo único que ha hecho es defender su hogar, las personas que habitan, personas que padecen epilepsia», expresó.

Agregó que los familiares del intruso están amenazando, pidiendo dinero a los dueños de Max, «les han dicho que si no llegan los van a demandar , que van a poner una queja en derechos humanos, algo que resulta contradictorio pues el presunto responsable es quien debe ser castigado conforme marca la ley, ahora se quiera hacer la víctima».

La defensora animal dió a conocer que, están asesorando en la defensoría animal pero también a los dueños para que no se vulnere sus derechos humanos.

Sobre el hecho, relató que José «N» de 30 años ingresó a esta vivienda y agredió a una perra pitbull que también está en este espacio mientras Max estaba atado.

«Algunos vecinos relataron que, ingresó y orinó a la perra, y fue cuando Max se soltó y atacó al sujeto, que comenzó a gritar y fue que los vecinos se acercaron, le avisaron al dueño que estaba trabajando. Palabras más este hombre entró con malas intenciones y no contaba con que Max se iba a soltar», puntualizó.

Ante ello, dijo que analizan interponer una denuncia en contra de este sujeto que ahora se pretende hacer la víctima.

«No permitiremos que le pase algo al perrito, no creemos que las autoridades actúen en contra del can que le dió a un intruso su merecido», concluyó. Con información de Rodolfo Flores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *