Intensificará IMSS Chiapas actividades de detección temprana, en marco del Mes de Sensibilización del Cáncer de Mama 

En lo que va del año, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chiapas ha realizado más de 10 mil 500 estudios de detección de cáncer de mama puuor mastografía a derechohabientes entre 40 y 69 años.

La doctora Karla Navarro Fuentes, coordinadora Auxiliar Médica de Salud Pública, detalló que, en los cuatro mastógrafos fijos, el Seguro Social en la entidad ha realizado 2 mil 500 mastografías, en tanto que en los mastógrafos de las dos Unidades Móviles de detección de cáncer de mama se han realizado hasta septiembre más de 8 mil.

La especialista recordó que la Representación cuenta con cuatro mastógrafos, dos en la zona de servicios de Tuxtla Gutiérrez, en la UMF No. 13, y en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 2, así como en la zona de servicios Tapachula, en el HGZ No. 1 “Nueva Frontera”, y en el Hospital General Subzona (HGSZ) No. 19 en Huixtla.

Además, señaló que las dos Unidades Móviles de detección de cáncer de mama visitan 29 cabeceras municipales, en las que el IMSS cuenta con Unidades de Medicina Familiar (UMF), a fin de acercar los servicios de salud.

Durante octubre, el IMSS intensifica las actividades de detección temprana del cáncer de mama, por lo que se invita a la población derechohabiente a acudir a su Unidad Médica Familiar.

Detalló que en cada UMF el Seguro Social cuenta con módulos de PrevenIMSS, en los que se brindan acciones de detección a través de la exploración clínica, la cual se debe realizar cada año a partir de los 25 años.

Explicó que esta actividad la realiza cada año personal de salud capacitado, y su propósito es detectar alguna anormalidad que no haya sido detectada por la mujer a través de la autoexploración.

Reiteró que la mastografía de tamizaje es un estudio de rayos “X” de ambas mamas, el cual se dirige a las mujeres de 40 a 69 años, que no tengan signos ni síntomas sugestivos de cáncer de mama. La frecuencia del estudio es de cada dos años, y en caso de que una mujer tenga alguna alteración en las mamas, debe acudir directamente con el médico para su atención.

Respecto a la autoexploración mamaria, recomendó a las mujeres de 20 años y más, realizarla cada mes entre el 7 y 10 día después de la menstruación. Con esta práctica saludable puede reconocer alguna anormalidad en sus senos y acudir a su unidad médica para una evaluación detallada.

Por otra parte, dijo que los factores que incrementan las posibilidades de tener cáncer de mama son: primera menstruación antes de los 12 años, menopausia después de los 52 años, primer embarazo después de los 30 años o nunca haberse embarazado, tener madre, hijas o hermanas con cáncer de mama, dieta alta en grasa y carbohidratos y baja en fibra, obesidad y ser sedentaria, fumar activa o pasivamente, uso de terapia hormonal de reemplazo por más de 5 años.

La especialista pidió a la población en general sensibilizarse no solo este mes, sino todo el año acerca de la importancia de la detección temprana a través de la autoexploración, la exploración clínica o se realicen la mastografía y en caso de identificar alguna alteración puedan llevar un tratamiento oportuno, que les de la posibilidad de curación y con ello tener una mejor calidad de vida.

La doctora refirió que durante Octubre: Mes de Sensibilización del Cáncer de Mama, el IMSS invita a las mujeres para que acudan a las unidades médicas familiares a realizarse las  actividades para la detección temprana del cáncer de mama, y sus Chequeos PrevenIMSS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *