Instituto Nacional de Migración cede ante presión de Migrantes.

TAPACHULA, Chis.,10 de mayo de 2022.-Un grupo de unos 200 migrantes que salieron en la séptima caravana, iniciaron este martes un bloqueo total en los cuatro carriles a la altura del Ejido Álvaro Obregón, para presionar al Instituto Nacional de Migración (INM) les otorguen visas por razones humanitarias.

Estos grupos de personas indocumentadas, se dividieron y causaron un gran caos vial al evitar que la misma población de Álvaro Obregón saliera de su comunidad ya que cercaron con ramas, niños y mujeres los accesos que conducen a la frontera sur y a la capital del estado.

Los extranjeros se sentaron sobre el asfalto y evitaron la circulación de cientos de vehículos del servicio público federal.

Algunos choferes y propietarios de vehículos se bajaron de sus carros para pedirles que evitaran seguir cerrando, pero los migrantes insistían que debían llegar las autoridades para poder darles una solución, causando afectaciones económicas a las personas que ahí se encontraban varadas.

Su petición de los migrantes de al menos 10 países que han instalado este cierre vial, es que las autoridades federales puedan otorgarles los documentos que les permitan transitar de manera libre por territorio nacional para poder llegar a los Estados Unidos.

Marcos «N, un migrante de Venezuela, quien se mantienen en el cierre carretero, indicó que van a mantener cerrado las vías de comunicación hasta que el personal de migración llegue y dialogue con ellos y se llegue aún acuerdo para otorgarles las visas.

» Nosotros no venimos afectar a nadie, lo único que buscamos es que nos ayuden con la visa».

En ese tramo carretero algunos mexicanos que llevan vehículos de carga pesada y del transporte público, exigieron a los migrantes que los dejaran pasar, sin embargo, ha sido negativa la respuesta de los extranjeros.

En las 8 horas de cierre total se formaron enormes filas de carros de carga pesada, del transporte público y cientos de personas inconformes tuvieron que llegar tarde a sus actividades labores y del día de las madres, por el cierre carretero de este grupo de migrantes que cerro de manera total la circulación.

Algunas personas que se armaron de valor encararon a los migrantes, ya que estaban desesperados, porque algunos no podían avanzar a la ciudad de Tapachula, porque tuvieron que transbordar y eso tuvo un impacto económico en sus bolsillos.

En ambos carriles de la vía varios grupos de chóferes también se organizaron e intentaron retirarlos, pero la mayoría de las personas tenía miedo en un inicio.

«Somos emigrantes, no somos delincuentes», gritaban migrantes mientras estaban tomados de la mano cerrando el cruce de la carretera.

El grupo beta del Instituto Nacional de Migración (INM), llegó a ofrecer realizar el trámite administrativo y trasladarlos a la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, pero los migrantes rechazaron a los oficiales de esta esta institución.

La mayoría de los migrantes se resistía a subirse a los 5 camiones que los llevaron para ser trasladados a la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, mientras generaban un caos vial y enojo de la población mexicana que les insistía que se regresen a su país y que esas protestas lo realicen en sus naciones y no en México

Algunos mexicanos que encararon a los migrantes lograron desbloquear el cierre carretero y eso le quito fuerza a la caravana de migrantes que tuvo 8 horas de cierre vial en los cuatro carriles.

Algunos migrantes que caminaron los 15 kilómetros, desistieron de subirse a los autobuses y abandonaron este movimiento de personas y tomaron los colectivos y retornaron a Tapachula, porque consideraron que fue un desgaste esta séptima caravana y no tuvo resultados.

Al finalizar, los miembros de esta séptima caravana de migrantes, logro entregarse a las autoridades y subirse a los 5 camiones que dispusieron para ser trasladados a la capital del estado donde les realizaran un trámite migratorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: