Con siete días de nacido, André Paolo recibe en el IMSS compleja cirugía de corazón y una oportunidad de vida

Por más de ocho horas especialistas del Hospital General del Centro Médico Nacional (CMN) La Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realizaron una compleja cirugía correctiva en el ventrículo izquierdo del corazón de André Paolo, con apenas siete días de nacido, y así recibió una oportunidad de vida.

La doctora Lourdes Catalina Cano Villalpando, médica de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) de la División de Pediatría de este hospital, destacó que desde la semana 27 de gestación se detectó una malformación congénita en el corazón, por lo cual se preparó un plan integral para brindar una vigilancia estrecha durante el embarazo y atención inmediata al nacimiento.

“Al ser una unidad de Tercer Nivel nos refieren casos complejos que en hospitales de otros niveles no se pueden resolver, contamos con más de 30 especialidades para brindar un manejo integral y que la mortalidad del recién nacido disminuya considerablemente, así como su morbilidad (índice de personas enfermas en un lugar y tiempo determinado)”, resaltó.

Refirió que André Paolo nació el 8 de noviembre de este año en el Hospital de Gíineco Obstetricia No. 3 del CMN La Raza; desde el primer día se le dieron prostaglandinas intravenosas para mantener su corazón estable, en tanto los especialistas de Cardiología Pediátrica y Cirugía Cardiovascular buscaron la mejor alternativa para reparar su corazón.

Detalló que el 14 de noviembre el menor ingresa a quirófano, al ver la anatomía real del paciente se decide un abordaje quirúrgico poco común: una aortoplastía con el uso de parche bovino fenestrado; “nos comentó el cirujano cardiovascular, Max Luna, que es el primer caso en 10 años en este hospital que se hace una corrección total del corazón para favorecer el pronóstico del paciente”.

La doctora Cano Villalpando resaltó que tras la cirugía el menor fue trasladado a la UCIN en estado crítico, con el esternón abierto y bajo ventilación mecánica, “logró progresar en poco tiempo, la función cardiaca se estabilizó y posteriormente se hizo una extubación exitosa. Normalmente en este tipo de cardiopatías la cirugía es paliativa, pero en su caso fue correctiva y no requiere de más operaciones”.

La señora Claudia Ramírez, mamá de André Paolo, destacó que al acudir a las consultas prenatales le realizaron un ultrasonido y ahí fue detectada la anomalía; un cardiólogo le hizo un dibujo para explicarle de mejor manera lo que ocurría en el corazón de su bebé, “ahí entendí la complejidad que tenía”.

Indicó que tras el nacimiento, solo pudo estar con él por un corto tiempo, “fue una angustia total cuando nos explicaron el tipo de cirugía, pero sabía que iba a estar en buenas manos, los médicos me dijeron: vamos a darle una oportunidad al bebé, porque era algo muy, muy complejo”.

Recordó que una vez que André Paolo salió de cirugía, pasaron 72 horas cruciales en la recuperación de su hijo en la UCIN, tiempo en el cual se recuperó satisfactoriamente; “no tengo cómo agradecer al hospital y a los doctores que lo han tratado”.

La doctora Juana Pérez Durán, jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Hospital General del CMN La Raza, destacó que en este Servicio se atiende a recién nacidos con padecimientos complejos, la mayoría por tratamientos quirúrgicos por malformaciones del corazón, que son referidos de hospitales de la zona norte de la Ciudad de México y del país, e incluso de hospitales particulares cuando son derechohabientes.

Detalló que en la UCIN han sido atendidos 749 pacientes en los últimos tres años, de los cuales 144 fueron por cardiopatías congénitas, de los cuales 19 casos son por síndrome de ventrículo izquierdo hipoplásico, que es el padecimiento que sufría André Paolo.

“PediatrIMSS es la parte completa de lo que se requiere para el tratamiento de estos casos: empezamos con atención prenatal, detección de una malformación cardiaca importante, atención al momento del nacimiento, inicio de medicamentos temprano, traslado a un hospital donde se pueda ofrecer cirugía y el tratamiento específico; esta cadena de procesos ha sido uno de los fuertes que hemos tenido con este programa”, enfatizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *