A Tapachula, llegó una nueva masiva oleada de migrantes haitianos de manera irregular que ha desbordada en toda la ciudad y principalmente en las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), donde se encuentran amontonados en condiciones infrahumanas.

Son alrededor de unos mil migrantes isleños que lograron burlar los cercos militares y retenes que mantiene el gobierno mexicano para frenar la migración que busca llegar a territorio mexicano para luego avanzar hacia la frontera norte.

Algunos migrantes todavía con mochilas en hombro, se observaron que llegaron a Tapachula en busca de integrarse a las filas para buscar un espacio para obtener sus documentos que les permitan estar legal en territorio mexicano.

Este grupo de migrantes ingreso este lunes, tras dejar Centroamérica y Sudamérica, por lo que han empezado a realizar largas filas a las afueras de la oficina de la Comar donde el proceso es lento en la toma de decisiones, lo que deja atrapados a miles de migrantes principalmente haitianos, de África, Cuba y del triángulo del norte

Los extranjeros de distintas nacionalidades se concentraron y se aglomeraron superando la capacidad de las autoridades de la Comar a pesar de las restricciones que el gobierno mexicano ha interpuesto por la pandemia y el control migratorio en la frontera.

Son hombres, mujeres y niños que se encuentran sentados, otros acostados debajo de la sombra de los arboles y la acera de las viviendas con temperaturas que superar los 36 grados.

Otros han improvisado algunas lonas para poder afrontar la espera ya que las filas son largas y el lugar es estrecho para poder permanecer en espera de poder iniciar la solicitud de asilo ante esta dependencia federal.

La Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), mantiene un mensaje a la población migrante en uno de sus accesos principales “para evitar la aglomeración solo se atenderá a una persona por familia” se lee en una cartulina pegada en la puerta, sin embargo, en esa única fila donde no se mantiene la sana distancia y las medidas sanitarias.

A unos 50 metros de la fila, los migrantes principalmente de Haití permanecían amontonados en espera de  poder pedir asilo en México e iniciar su tramite ante el Instituto Nacional de Migración (INM).

Deja un comentario

Comments

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *