Un avión de las Fuerzas Armadas de Rusia se ha estrellado este miércoles en la región de Bélgorod, cerca de la frontera con Ucrania, con más de 60 prisioneros ucranianos a bordo, según ha informado el Ministerio de Defensa.

El Gobierno ha confirmado que en el interior del aparato, un modelo Il-76, viajaban 65 prisioneros y otras nueve personas de nacionalidad rusa, tres acompañantes y seis tripulantes, informa la agencia de noticias Interfax.

Una comisión de expertos se ha desplazado al lugar de los hechos para avanzar en las pesquisas, de las que también ha dado cuenta en redes sociales el gobernador de Bélgorod, Viacheslav Gladkov. El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha indicado ante los medios que las autoridades trabajan para esclarecer las circunstancias de este incidente.

Las autoridades rusas sí han sugerido en sus primeras reacciones la hipótesis del accidente, pese a que la región de Bélgorod suele registrar de manera recurrente ataques vinculados a la guerra en el país vecino, al igual que otras provincias rusas situadas cerca de la frontera.

Deja un comentario

Comments

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *